Japón, entre el vehículo autónomo y las costumbres más ancestrales

25 de octubre de 2019

CATEGORÍAS: Actualidad

Descripción

Japón afronta el año que viene los XXXII Juegos Olímpicos de la era moderna. El país será un escaparate universal y trata de exportar a todo el mundo su buen hacer, entre otras cosas, en la nueva era de movilidad cero emisiones y eficiente.


El reto es difícil porque Japón es un lugar lleno de dicotomías. Mantiene sus ancestrales raíces, como se ha visto esta semana en la coronación del nuevo emperador; y a la vez, que en el barrio Harajuka de Tokio se colgaban carteles de las farolas para un evento gay a celebrar en Halloween. E igual que puedes pagar con tu móvil en un restaurante de espacio ínfimo en una calle perdida, luego necesitas un cajero automático para sacar dinero, porque si quieres comprar un billete de metro tienes que pagar en efectivo. Igualmente contradictorio es que en una ciudad tan moderna se hable muy poco inglés, incluso en hoteles de cinco estrellas.


Ese mismo dilema entre pasado y futuro también se da en el sector del automóvil, con marcas como Toyota que presentan sus avanzadas propuestas de movilidad para las próximas décadas explicando que esas innovaciones mantienen el vínculo con la filosofía de sus inicios, basada en hacer más fácil la vida de la gente.


En este contexto, en un país con un problema grave de atascos, no solo en Tokio sino también en trayectos cortos entre las grandes urbes, los principales grupos japoneses están apostando fuerte por el 'car sharing'. Y este sistema para el desplazamiento de las personas va unido inevitablemente al coche eléctrico, conectado y autónomo.


Toyota hará un gran despliegue de estas tecnologías en los JJOO de 2020, con variadas propuestas de prototipos de conducción autónoma para mover a deportistas y directivos. Será, dicen, el principio de un futuro de ciudades conectadas, con multitud de servicios de movilidad bajo demanda que darán un impulso a la calidad de vida, especialmente de los más mayores o de aquellos con problemas de discapacidad.


Las nuevas opciones de movilidad y la transformación profunda que supondrá para la sociedad también tienen un reflejo claro en lo que ocurrió hace más de 100 años, cuando el automóvil empezó a popularizarse en detrimento de los coches de caballos. Akio Toyoda, presidente ejecutivo y nieto del fundador de Toyota, hacía un paralelismo con este tema en la presentación de novedades en el stand de su marca durante el Salón del Automóvil de Tokio. «Cuando nació el automóvil, en EEUU se reemplazaron 15 millones de caballos por coches y, a pesar de todo, hoy siguen existiendo las carreras de caballos. Lo mismo ocurrirá ahora; la gente no tendrá en su garaje modelos convencionales para desplazarse porque estos serán coches compartidos. Sin embargo, los apasionados mantendrán sus vehículos deportivos en propiedad", comentaba.


Que la electrificación es el futuro ya nadie lo duda, pero no todos se ponen de acuerdo en el camino a seguir. Por ejemplo, Toyota apuesta por el hidrógeno para los viajes largos y el transporte de personas y mercancías como la alternativa más razonable. De hecho, en la muestra de la capital nipona ha presentado una segunda generación del Mirai, un coche con pila de combustible que pronto veremos por Madrid.


Honda no lo tiene tan claro y, junto al modelo Clarity propulsado por pila de hidrógeno, mostraba además otras opciones de eléctricos con baterías. En el lado opuesto, Mazda sigue defendiendo la validez de los motores de combustión modernos, aunque hace su primera incursión en los eléctricos puros de batería con el MX-30. Nissan, por su parte, hace lo propio con el Ariya Concept eléctrico, pero su apuesta "real, actual y eficiente en coste para el cliente" es el ePower, un sistema híbrido donde el motor de gasolina actúa como generador de un motor eléctrico, que es el que envía la fuerza a las ruedas. Se trata de un tipo de hibridación diferente a la de Toyota, porque en los coches de esta última el motor de gasolina también mueve las ruedas.


Consultar la noticia aquí: https://www.elmundo.es/motor/2019/10/25/5db2d5de21efa05e768b4637.html


Nissan electric car
El Círculo Empresarial Japón España (CEJE) es la Asociación que incluye las empresas japonesas establecidas en España, así como las empresas españolas con intereses en Japón, y que nace de la transformación de Shacho Kai Barcelona, por su voluntad de ampliar su ámbito de actuación. En la misión fundamental de la asociación está en un lugar preferente el interés por difundir la cultura empresarial japonesa.
© Círculo Empresarial Japón – España